Dolor de ciática, causas y tratamiento

El dolor en la pierna conocido como ciática, coge su nombre debido al nervio más largo del cuerpo humano, el nervio ciático . Se eleva más o menos al nivel de la cadera y es tan grueso como un dedo meñique. Sus fibras controlan tanto los músculos como las sensaciones. Si el nervio está irritado, no solo causa dolores de estirado, que pueden irradiar sobre las nalgas y los muslos a la pantorrilla llegando hasta el pie. Los músculos se sienten especialmente entumecidos.

Los síntomas de la ciatica incluyen dolores punzantes o bien tirantes en la zona de los glúteos, que pueden irradiarse a la mitad de la parte trasera del muslo. Asimismo puede haber entumecimiento y hormigueo en los dedos de los pies. O bien dolor en la columna lumbar que empeora con el tiempo.

Uno de los problemas es que con demasiada frecuencia, el dolor de ciatica se confunde con dolores de hérnias de disco, los que puede llevar a ser tratado de forma errónea, incluso ser operado de forma innecesaria.

La mayor parte de los brotes son inofensivos y desaparecen tras unos días o bien semanas, aun si en un inicio fueron muy dolorosas.  Los calmantes, que  combaten la inflamación, pueden ayudar al comienzo de los dolores de ciatica.

Tratamiento para la ciatica

El paciente debe ponerse en pie, el reposo es el camino equivocado para la recuperación de la ciática.

La mejor receta para la ciatica es hacer ejercicio, además el calor tendrá un efecto analgésico en el nervio. Los baños y duchas con agua caliente o una almohadilla eléctrica serán de gran ayuda para calmar el dolor.

El dolor ciático frecuentemente es ocasionado por músculos, tendones y ligamentos que rodean el cable del nervio. Una de las causas más frecuentes de la ciática es el sedentarismo y estar durante muchas horas sentado. La postura doblada al estar sentados acorta los músculos. Es recomendable levantarse cada hora, estirarse y aprovechar todas y cada una de las ocasiones para levantarse de la silla de la oficina. El estar durante muchas horas sentado provoca que los músculos de la espalda se desestabilizen, se tensen y se endurezcan y los nervios acaben irritandose.

Solo en raros casos se requiere una intervención quirúrgica .  Es casos más especiales, cuando el paciente no puede regular por el mismo él mismo el ir al baño o se orina sin que pueda controlarlo, solo en casos extremos se suele requerir operación.

Una  vez aparece el dolor de ciatica, es muy probable que vuelva a aparecer. Para que esto no pase, tendremos que rebustecer los músculos de la espalda. Deporte como la natación o el yoga ayudarán arobustecer los músculos tanto de la espalda como del abdomen, sobre todo los músculos más profundos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *