Evitar el dolor de espalda en el embarazo

Durante el embarazo, y más a medida que pasan los meses, la espalda es una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre, aprende a mejorar o evitar dolor de espalda durante el embarazo.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer está sometido a muchos cambios físicos y hormonales y estos nos pueden acarrear varios dolores relaciones con dichos cambios, como el dolor de espalda, glúteos, cadera o piernas.

Es una molestia muy común ya que más del 75% de las mujeres sufre de dolor de espalda durante el embarazo, y que este se intensifique conforme pasen los meses y su causa es la distensión de los ligamentos y el peso de la tripa que desequilibra la postura corporal provocando una fuerte presión en la espalda y los cambios hormonales a los que está sometido el cuerpo de la mujer durante el embarazo.

El dolor en la parte baja de la espalda empieza a aparecer a partir del segundo trimestre de embarazo, provocando dolor en la zona de los riñones. Si bien no se trata de dolor de riñón sino de los músculos y nervios debido a la presión y tensión producida por la barriga es una molestia que puede hacer que las mujeres no lleven una vida normal. El cambio de postura cada cierto tiempo para que no exista una presión constante en ciertas zonas, el yoga, o la natación y reeducarnos en nuestras posturas nos ayudará para que nuestro dolor se vea reducido.

¿Porqué me duele la espalda durante el embarazo?

Tanto el peso adicional del bebé, como el cambio de postura por el desplazamiento del centro de gravedad del cuerpo hace que las mujeres embarazadas sufran de una presión adicional en sus músculos lumbares, la pelvis y los glúteos, por tanto estas zonas, tanto sus músculos como las articulaciones están sometidas a gran estrés sobre todo a partir de la semana 14 hasta la semana 36, que es cuando la espalda ya empieza a arquearse hacia atrás para mejorar el equilibrio.

Dolor de pelvis en el embarazo

Conforme pasen los meses, tu cuerpo irá generando hormonas como estrógeno y la relaxina, que ayudan a que el útero esté más relajado pero a la vez produce que las articulaciones sean más elásticas y que se relajen, por lo que sobre todo en los últimos meses del embarazo notaremos mayor dolor pélvico.

Dolor pélvico en el primer y segundo trimestre de embarazo

El dolor pélvico no es algo frecuente ya que no ha aumentado mucho el volumen del útero, por lo que aunque pueda tratarse de una molestia común es recomendable realizar una visita a tu médico para descartar que se trate de un embarazo ectópico, aunque estas comlpicaciones suelen ir acompañadas por fiebre o sangrados siempre es recomendable visitar un especialista

Dolor pélvico en el tercer trimestre de embarazo

En esta estapa del embarazo es mucho más frecuente los dolores de pelvis, ya que el cuerpo se está preparando para el parto, por ello como hemos comentado empezará a segregar hormonas que harán las articulaciones más laxas y los músculos más distendidos.

 

Como evitar el dolor de espalda durante el embarazo

Los factores principales que hemos comentado anteriormente se pueden ver afectados por el sedentarismo, el sobrepeso y las malas posturas.

Hay algunos consejos que pueden ayudar a aliviarlo, como por ejemplo:

  • Agacharse flexionando las rodillas y no la cintura. Si debes recoger algo del suelo o sacar la ropa de la lavadora, dobla las rodillas y levanta el peso con los brazos.
  • Dormir en colchón adaptable con apoyo lumbar, ya los hay en el mercado especiales para las lumbares.
  • Practicar ejercicio. Camina o realiza ejercicios de elongación como la ‘postura del gato-perro’.
  • Para levantarte de la cama, siéntate primero y luego saca las piernas.
  • Hacer el reposo necesario dándote calor seco en la zona.
  • Sentarse correctamente, apoyando toda la espalda en el respaldo o colocando una almohada.
  • Usar zapatos adecuados. Ni muy altos ni muy bajos, un tacón medio de hasta 5 cm es ideal.
  • Los masajes de la pareja al acabar el día son la mejor medicina.

Encontrar la postura correcta

La postura de nuestra espalda jugará un papel fundamental en la gestión del dolor de espalda durante el embarazo. La tendencia es tirar la espalda hacia atrás para compensar el peso de la tripa conforme el bebé vaya creciendo. Tirar la espalda hacia atrás nos estirará los músculos de la espalda, sometiéndolos a más presión y tensión provocando al final del día mucho más dolor.

Hay que practicar posturas para levantarse y sentarse, al caminar o al estar de pie durante cierto tiempo.

Estiramientos y ejercicios

El ejercicio siempre será bueno aunque estés embarazada, ya que hacer ejercicio con regularidad ayudará a mantener los músculos sanos y oxigenados, lógicamente el ejercicio tendrá que ser adaptado a los diferentes trimestres del embarazo.

Caminar es una de las formas más sencillas de hacer ejercicio durante el embarazo, lo que tenemos que controlar durante nuestras pequeñas caminatas es la postura erguida, de esta forma fortaleceremos la parte baja de la espalda.

Existen ejercicios diseñados específicamente para las diferentes etapas del embarazo.

Os dejamos también un vídeo de ejercicios recomendados para el tercer trimestre de vuestro embarazo:

Posición para dormir durante el embarazo

La posición más recomendad para dormir es apoyada en el lado izquierdo, esto además de ayudar al descanso de la mamá reducirá la presión de la espalda y evitaremos que el peso del propio útero presione la vena cava inferior con los problemas que esto conlleva (síndrome de hipotensión supina)

Existen almohadas diseñadas convenientemente para ayudar  a dormir de lado, ofreciendo un confort extra en cuello y piernas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *