El pilates mantiene la salud de la columna vertebral

Esto es porque Pilates proporciona, entre otros beneficios, el estiramiento, tonificación y definición de los músculos, fortalecimiento de la musculatura abdominal y de la situada a lo largo de las vértebras, además de auxiliar en la reducción del estrés. “El fortalecimiento abdominal ayuda a mejorar también la alineación postural, lo que mantiene la columna vertebral fuerte y flexible, ayudando en el alivio de dolores en la espalda y articulaciones”, explica Mónica Martins Nóbrega, profesional de Pilates.

El método se ha utilizado tanto para fines terapéuticos como para aliviar los dolores de las hernias de disco, el pico de loro, tendinitis y distensiones. Pero es importante resaltar que la modalidad no sustituye a las sesiones de Fisioterapia. Mônica Martins Nóbrega explica que el Pilates es utilizado como método de prevención de los problemas en la espalda y para mantener los resultados adquiridos con la Fisioterapia.

“El Pilates no actúa en la patología en momentos de crisis aguda del dolor, este es el papel de las sesiones de Fisioterapia que, incluso, debe ser prescrita por un médico especializado”, aclara.

Pero entonces en lo que Pilates puede ayudar? “En el mantenimiento y fortalecimiento subsiguiente al tratamiento prescrito. Ayudamos, tanto en la prevención del problema, como en el mantenimiento de una columna vertebral ya tratada, bien fortalecida, protegida y sana “, responde la profesional.

En total, Pilates comprende más de 500 movimientos y cientos de variaciones, que deben realizarse con pocas repeticiones y mucha precisión, control respiratorio, alineación postural, concentración y fluidez de movimientos, una mezcla equilibrada de entrenamiento de fuerza, flexibilidad y resistencia.

Consumo con sentido común, difícil pero no imposible

Calidad versus Cantidad.

La vida, la naturaleza, la economía se rigen por ciclos, sobre todo la economía capitalista que va repitiendo sus ciclos de expansión cuasi descontrolada con crisis cada vez mas profundas. La actual (crisis) es una de las mas profundas que se recuerdan y esta teniendo consecuencias inesperadas ya que esta suponiendo un punto de inflexión para volver a modelos de consumo mas inteligentes y ecológicos, que se parecen mucho a las formas de consumo de nuestros abuelos (otra vez un ciclo!), donde primaba el factor CALIDAD frente a la cantidad. Para nuestros abuelos las cosas tenían que ‘durar’, pagando más por artículos que les duraban muchísimo mas tiempo, ahorrando a largo plazo mucho más de lo que podemos ni siquiera soñar con hacer nosotros, ya que la mayoría de los productos no duran mucho mas allá de los 2 años (coincidiendo “curiosamente” con el periodo legal de garantía).

Cada vez nos encontramos con mas clientes que están hartos de no ‘acertar’ con el colchón, que se quejan que al principio les iba bien (durante los dos primeros años) pero que ya no es así, ya les duele la espalda al levantarse. Incluso hemos visto casos de clientes que han comprado hasta tres colchones en poco mas de seis años pero no pueden dormir de nuevo y han decidido apostar por un producto de calidad que les duré el tiempo suficiente ya que están convencidos que así ahorraran dinero.

Esta tendencia (aun leve, pero cada vez mas significativa) es en realidad mucho mas sostenible desde todos los puntos de vista:

  • Desde el punto de vista del consumidor: Comprar productos de baja calidad (aunque sean mas baratos) al final sale caro desde un punto de vista estrictamente económico (consumes hasta 5 veces mas productos en el mismo periodo de tiempo), además tiene unos costes asociados con el tiempo que perdemos al tener que reponer estos artículos que han acabado su vida útil, por no hablar de los posibles daños a nuestra salud cuando son productos como el colchón que tienen una incidencia tan alta en nuestra calidad de vida y salud.
  • Desde el punto de vista de la empresa: Vender productos de mayor calidad y con mayor valor añadido es mas rentable a largo plazo que vender productos de baja calidad a bajo precio. La estructura productiva puede ser mas pequeña y flexible, se pueden adecuar los productos a las necesidades reales de los clientes y puedes producir productos ‘memorables’. Los clientes estarán mucho mas satisfechos con tus productos y por tanto tendrán una percepción mejor de tu marca.
  • Desde un punto de vista Ambiental o ecológico: Aquí los beneficios son mucho mas claros, ya que estamos produciendo un articulo en vez de fabricar cinco, con lo que ello conlleva de ahorros de materias primas, de ahorro de emisiones de CO2 de los procesos de fabricación, dividimos por 5 los consumos de energía para el transporte de las materias primas y los productos acabados, etc. etc. etc. un montón de ahorros en cadena.

Las crisis tienen cosas malas y alguna cosa buena, y la tendencia a consumir menos y de una manera mas inteligente es una de las cosas que puede ayudar a medio plazo a dejar un mundo habitable a las futuras generaciones.

Posición de la columna, clave para cuidar tu espalda

Pocas cosas son tan importantes para evitar los dolores de espalda como mantener una correcta postura de la columna durante todo el día y sin embargo siempre descuidamos la parte mas básica en la prevención de los problemas de espalda: la higiene postural.

En el caso de la columna vertebral es básico que la curvatura de la misma no este ‘forzada’ es decir, que mantengamos una postura correcta durante la mayor cantidad de tiempo posible. Esto se puede conseguir con elementos de higiene postural como pueden ser asientos especiales o soportes lumbares cuando estamos sentados. Esto es básico si pasamos muchas horas en esta postura, cuantas mas horas en una posición mas importante es que los elementos del mobiliario sean adecuados a nuestra espalda, sean lo más ergonómicos posibles.

Durante el descanso o el sueño también pasamos muchas horas tumbados (en este caso todo el mundo, ya que es el periodo durante el que mas horas en la misma postura estamos) es por tanto mucho mas importante para la correcta higiene postural elegir un colchón adecuado, un colchón o sistema de descanso (conjunto colchón + base + almohada) que se adapte a nuestra espalda (y no sea nuestra espalda la que se adapte a él).  Las recomendaciones básicas para elegir el mejor colchón para nosotros son:

  • El colchón tiene que tener una firmeza media
  • La calidad de los materiales tiene que ser suficiente para que no se deforme o pierda sus características de soporte en poco tiempo.
  • Siempre que sea posible el colchón tiene que ser ergonómico, es decir, tiene que tener adaptabilidad para la zona dorsal y la zona del sacro de nuestra columna, pero al mismo tiempo tiene que tener suficiente soporte para que la zona lumbar no se hunda (en caso de firmeza baja) o quede en el aire sin apenas apoyo (como ocurre cuando el colchón es excesivamente firme y nuestra espalda solo apoya con la zona dorsal y los glúteos).

Este articulo del fabricante de colchones ergonómicos Viscoform explica muy bien porque un colchón ergonómico se adapta mucho mejor a nuestra columna vertebral que cualquier otro colchón: -Colchón y adaptación de la columna-

En busca de la almohada ideal

Todo el mundo sabe que es una almohada, verdad?

Las hay de cientos de formas y colores, algunas solo forman parte de la decoración de la casa, otras deben de ser el soporte ideal para que durante la noche nuestro cuello obtenga un buen apoyo, se relaje y contribuya a nuestro descanso.

¿Quien no se ha levantado alguna vez con el cuello destrozado? Con un dolor que va desapareciendo, con suerte, a lo largo de la mañana, pero ¿Podemos evitar esto? Conozcamos mejor el uso adecuado de nuestras almohadas.

Una almohada es algo muy personal, cada persona tiene su almohada ideal, a veces es tan complicado dar con ella que algunos desisten en mitad de la búsqueda y otras veces a pesar de ser la ideal para nuestro cuello, es la forma en que la usamos el verdadero problema y no la almohada en si, debemos de tener en cuanta unas sencillas pautas.

Coloca tu almohada de forma que la cabeza se apoye en su totalidad, siente como tu cabeza realmente descansa en ella.

Nunca apoyes el hombro en ella, esto hace que tu cuello sufra por un mal apoyo, esta descansando en falso, coloca la almohada a ras de tus hombros nunca los apoyes en ella .

Recuerda que la almohada es para la cabeza, los hombros deben de descansar en el colchón.

El grosor de la almohada es algo muy relativo, depende del gusto y mas que eso de la costumbre que tengamos, teóricamente el grosor ideal debe de ser mas o menos la distancia del cuello hasta el final del hombro, yo,personalmente  prefiero que las personas las prueben un buen rato o incluso si se puede que pidan una de prueba para toda una noche.

Si tu problema son las cervicales deberías de probar alguna de las que se diseñan únicamente para este fin. Viendo la amplia gama que existe y después de analizar detenidamente las características de varias, al final me decidí a probar dos de ellas, una fue la de Viscoform y la otra la de Tempur.

Podría decir cual de las dos es la que mejor me va, la que mas me gusto, pero eso no significa que sea la mejor para ti ,si no la que mas me gusto a mi y con la que mejor descanse.

En esta investigación he aprendido dos cosas:

-La primera es lo difícil que es acertar con la elección de una almohada.

-La segunda es que algo tan personal como importante, ya que nuestra almohada es en gran parte responsable de nuestro descanso y muchas mas veces de las que imaginamos es la responsable de mas de una contractura y de muchas malas mañanas.

Si al despertar muchas veces te duele el cuello, planteate empezar la búsqueda de tu almohada ideal.

Seguiremos con el resto de las almohadas…….

Osteoporosis

Seguro que en mas de una ocasión has oído el nombre de esta enfermedad “OSTEOPOROSIS “ , ¿Sabes realmente que es?

La osteoporosis  es una enfermedad  en la que los huesos pierden una gran parte de  de su contenido en minerales y calcio , que ataca en un porcentaje muy alto mas a las mujeres  que a los hombres, debido a problemas hormonales,  embarazos y otros  como  la menopausia.

La perdida de masa ósea suele empezar poco mas allá de los treinta años y realmente si somos rigurosos no se sabe a ciencia cierta por que esta perdida de masa ósea  es mayor en unas personas que en otras, lo que si sabemos es que el tabaco, alcohol, una dieta  pobre en verduras y frutas y una  vida sedentaria son un buen caldo de cultivo para favorecer su aparición.

A consecuencia de esto nuestros huesos se vuelven mucho mas frágiles, exponiéndonos a fracturas espontáneas y caídas derivadas de este problema.

Mas de una vez hemos oído…….. La señora xxxx se ha caído y se ha fracturado la cadera..

Unas  veces es realmente así  y en otras ocasiones la realidad es que se ha caído debido a la fragilidad de sus huesos, la caída ha sido consecuencia de la rotura por debilidad de la cadera o algún otro hueso y no al revés como casi siempre se cree.

Estas caídas suelen ser unas de las mayores causas de invalidez y la pérdida casi total de la autonomía en personas mayores. Otra fractura habitual es la de uno de los huesos del brazo.

Todas estas fracturas tienen  el gran inconveniente de curar  muy lentamente en personas con osteoporosis.

Su diagnostico es relativamente sencillo se necesita una densimetría, pregunta en tu centro de salud a tu medico de familia.

Un aumento en tu dieta de alimentos que contengan calcio y el ejercicio moderado diario puede ser la mejor prevención.

Algo tan sencillo como andar o subir escaleras aumentan nuestra densidad ósea, sin embargo no sucede lo  mismo con los ejercicios en los que el cuerpo no soporta nuestro peso como por ejemplo la natación no han demostrado que nos ayude en este problema.

Sucede exactamente lo mismo con los huesos de nuestra espalda pero con mayores consecuencias tanto mas cuando la espalda es el soporte de nuestro cuerpo.

El dolor de espalda continuado  puede ser una señal de alarma, este suele aparecer de forma súbita y empeora al andar o estar de pie.

El resultado de la fractura de varias vertebras crea una curvatura exagerada  lo que conocemos por joroba, además de antiestética crea grandes dolores en sus primeros estadios de aparición.

Para nuestra espalda puede ser una de nuestras peores pesadillas.

Recuerda…..mejor prevenir que curar y para ello:

  • Aumenta la ingesta de calcio
  • Dieta equilibrada
  • Haz ejercicio moderado y diario.

Las cervicales también cuentan

La zona cervical también forma parte de nuestra columna vertebral y, por tanto, de nuestra espalda. Corresponde a la parte superior de ésta, y sus vertebras son las que soportan las modificaciones más bruscas y rápidas a causa de la actividad de nuestra cabeza.

Se trata por ello de una afección frecuente entre la población y por este motivo hay que tener un especial cuidado, como con el resto de nuestra espalda, para no causar ningún daño en esta zona, evitando principalmente las malas posturas, por ejemplo a la hora de leer o de estudiar (los estudiantes son un sector de población joven muy afectado por esta dolencia debido a la postura mantenida durante las horas de estudio), cuando estamos en el ordenador, cuando realizamos deporte (estiramientos, abdominales…), etc.

Las causas más probables del dolor cervical son:

  • los traumatismos
  • las contracturas musculares
  • las malas posturas
  • el estrés

Y sus consecuencias pueden traducirse entre otras en:

  • dolor cervical (en la mayoría de los casos se extiende hasta los hombros)
  • vértigos e inestabilidad
  • náuseas y vómitos

Como ya hemos advertido antes hay que darle preferencia a la corrección de las malas posturas, concretamente, a la hora de dormir, debemos mantener el cuello recto, en equilibrio con el cuerpo, para ello si dormimos boca arriba la almohada que usemos deberá ser baja mientras que si lo hacemos de lado la almohada deberá ser unos centímetros más alta, uno o dos centimetros menos que la distancia del hombro al cuello.

Por otro lado al estar sentado deberemos mantener la espalda recta apoyada completamente en el respaldo, es conveniente no usar asientos excesivamente blandos, ayudarse de apoyos lumbares y de reposapiés.

Cuando estemos de pie también debemos trabajar en este sentido, evitando mantener la misma postura durante un tiempo prolongado o incluso caminando pequeñas distancias, cosa que nos ayudará a favorecer la circulación.

Hay actividades de la vida cotidiana que realizamos de forma automática que merecen también un poco de nuestra atención como son las tareas domésticas, cuando cogemos la fregona o la escoba hay que hacerlo manteniendo el cuerpo recto y alineado, no hay que agacharse, o cuando hablamos por teléfono, debemos sujetar el dispositivo con la mano y no con el hombro, ya que esto podría causarnos con el tiempo, algún tipo de lesión.

Como sabemos son lesiones muy comunes y que tienen muchas veces fáciles soluciones, o más bien, fáciles prevenciones.

Si seguimos estos pequeños consejos podemos simplificar en gran medida nuestra vida, aumentando así nuestro mejor tesoro, nuestra FELICIDAD!

Tratamientos “milagro” para el dolor de espalda – cap.i

Uno de los tratamientos más famosos (y al mismo tiempo más controvertidos) es el NRT (neurorreflejoterapia) que llevan a cabo las unidades de la espalda de la fundación Kovacs.
La intervención neurorreflejoterápica (NRT) consiste en la implantación temporal de grapas de uso quirúrgico en la piel, sobre puntos de la espalda y la oreja, desencadenando efectos neurales que pueden inhibir los mecanismos implicados en la contractura muscular, la inflamación nerógena y la persistencia del dolor. Sus efectos serian similares a la que podría explicar el efecto de la estimulación eléctrica transcutánea (TENS), aunque la eficacia de este procedimiento es también controvertida.
Según parece esta indicado para el tratamiento de los dolores de espalda inespecíficos o lumbalgias crónicas inespecíficas, es decir los que no tienen una base física (hernia discal, ciática, escoliosis con espondilitis).
Se diferencia de la acupuntura en que en el caso de la NRT las zonas de la piel estimuladas que se definen exclusivamente por su inervación, y no coinciden ni con los puntos descritos en los textos chinos de acupuntura ni con los trayectos de migración de algunos trazadores radioactivos, tal y como ha sido demostrado en el caso de los puntos de acupuntura.
Según parece la fundación kovacs ha realizado estudios a doble ciego de los que da numerosos datos pero son tan técnicos que solo un experto en estadística los entendería correctamente. En las charlas que realizan para explicar el método solo hacen hincapié en estos datos y no explican muy bien el método ni como funciona realmente, no describen la técnica adecuadamente (ocultando ciertos matices) y, según referencias que tenemos, son más publicidad que otra cosa.
También se ha descrito que en ocasiones puede producir infecciones en las zonas donde se introducen las grapas y no se puede seguir un tratamiento fisioterápico correcto al mismo tiempo que llevan las grapas lo cual es un gran problema.
Así pues estamos ante un tratamiento que, como mínimo, debería mejorarse en su forma de administración, cambiando las genéricas grapas quirúrgicas por un sistema especifico para este método, además de que quizás seria positivo que fueran mas transparentes en cuanto a la base científica de los mecanismos por los que las grapas colocadas en la oreja y la espalda sirven para la reducción del dolor de espalda.

ESCOLIOSIS

¿QUÉ ES UNA ESCOLIOSIS?

Es una desviación lateral de la columna con rotación de las vértebras sobre las inmediatas superior e inferior sin causa identificable.
Esta desviación de la columna afecta aparentemente a estructuras tales como los hombros, la espalda y la pelvis.
No duele ni afecta inicialmente a la vida de relación del paciente. Sin embargo, con el paso del tiempo uno “columna desviada” se “desgasta” más y aparece una “escoliosis dolorosa del adulto”.

¿CUÁNTOS TIPOS DE ESCOLIOSIS HAY?

Si entendemos que la columna la podemos dividir en cervical, torácica (costillas) y lumbar, existirán desviaciones para cada segmento. La curva torácica es la más común, seguida por la curva doble torácica y lumbar, y la lumbar.
Por la edad, una escoliosis puede ser congénita, infantil, del adolescente y juvenil.

¿QUIÉN PADECE ESCOLIOSIS?

La escoliosis afecta a un escaso porcentaje de la población, aproximadamente un 2%. Suele tener un origen familiar y hereditario (20%).

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE DESCARTAR UNA ESCOLIOSIS?

Dos son los puntos de observación de una escoliosis, en casa, en el baño diario, al vestir y comprobar que la falda o el pantalón “le caen mal”, o en el colegio en sesiones de exploración masiva por médicos.
Uno escoliosis inicialmente puede ser tratada con métodos conservadores mejorando su condición física. Por otro lado, la corrección quirúrgica de una curva de bajo grado supone mucho menos riesgo y es más eficaz que cuando lo es de un grado avanzado.

¿CÓMO SE PUEDE SOSPECHAR QUE UN NIÑO TIENE ESCOLIOSIS?

Cabeza y cuello inclinado a un lado.
Un hombro más elevado.
Una escápula (omóplato) más prominente.
Una cadera más elevada.
Una extremidad inferior más corta.
La confirmación diagnóstica se lleva a cabo mediante una radiografía de cuerpo entero (telerradiografia). Estas radiografías suponen una radiación para el niño y por lo tanto ha de evitarse su repetición innecesaria. Hoy en día, el seguimiento de una escoliosis se puede hacer alternando radiografías con pruebas de formetría (registro de sombras a través de vídeo e integración tridimensional en ordenador) que no conlleva radiación.

CÓMO SE TRATA UNA ESCOLIOSIS?

Dos son los objetivos del tratamiento, por un lado mejorar el control postural o el equilibrio (balance) corporal y enderezar la columna verte-bral desviada.
A los primeros se les denomina tratamiento funcional y constan de:
Cinesiterapia: ejercicios supervisados por un médico rehabilitador.
Deporte: el más recomendable es la natación.
Electroestimulación: consiste en estimular eléctricamente la musculatura paravertebral.
Corsés: siempre bajo la supervisión del médico traumatólogo y rehabilitador.
Estos métodos terapéuticos no han podido demostrar en estudios comunitarios que corrijan las deformidades. Sí mejoran la condición física y el balance corporal. Podemos encontrar algunas guías de compra en nuestros amigos de correctordepostura.com
A los segundos se les denomina tratamientos correctores y son quirúrgicos.
La indicación de un tratamiento quirúrgico depende del grado de escoliosis. El ángulo se mide por una telerradiografía. Hay que tener en cuenta no sólo los grados iniciales sino la previsible progresión en función de la edad.

CURVAPROGRESIÓNEDADTRATAMIENTO
0-25ºInmaduraObservación
25-30º5-10ºInmaduraCorsé
30-40ºInmaduraCorsé
>40ºInmaduraQuirúrgico
>50ºMaduraQuirúrgico

CONCLUSIONES

La escoliosis es una enfermedad suficientemente grave como para que se le preste un máximo de atención. Involucra a padres, educadores, médicos de cabecera y traumatólogos. En todo momento la supervisión la debe llevar a cobo un especialista en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Una vez diagnosticada, los períodos de observación no deben sobrepasar los seis meses.

Productos “milagro” para el dolor de espalda – cap.2

Vamos a tratar ahora el tema de los colchones, de los cuales algunos fabricantes dicen que pueden reducir la incidencia de los dolores de espalda.
“Hasta hace poco, los profesionales de la medicina recomendaban los colchones duros para las dolencias de espalda. Sin embargo, recientes estudios desvelan que, al contrario de lo que se pensaba, los colchones intermedios son mejores para las personas con molestias lumbares.
Según Francisco Kovacs, director del departamento científico de la Fundación Kovacs, hay evidencias de que un colchón de firmeza media es bueno para la espalda. Para llegar a esta conclusión, los investigadores evaluaron a más de 300 personas que llevaban sufriendo lumbalgia no específica durante al menos tres meses. Al comienzo del estudio, se cambió su colchón por uno duro o bien uno un poco más blando. A pesar de que, tres meses después, pacientes de ambos grupos habían mejorado, los avances eran mayores entre estos últimos: el 83% tenía menos dolor mientras estaba tumbado en la cama (frente al 78% de los del colchón firme) y el 86% sentía menos molestias al levantarse (en comparación con un 80%). Asimismo, en el 82% habían disminuido sus problemas para desempeñar tareas cotidianas (frente al 68%).
Esto podría deberse a que un colchón muy duro no se amolda al cuerpo que se extiende sobre él, mientras que uno de firmeza intermedia se adapta a la curvatura de la columna y, por tanto, el cuerpo se apoya mejor, según el doctor Kovacs.”

En la figura lateral se puede ver que el cuerpo no toca al colchón en la parte lumbar quedando esta en el aire no adaptandose el colchón a la curvatura de la espalda.

Sin embargo estudiando detenidamente los datos que se aportan en el párrafo anterior parece ser que lo realmente importante más que la dureza o no del colchón es que este sea nuevo, ya que si pacientes de ambos grupos habían mejorado y las diferencias eran pequeñas (83% frente a 78% del colchón firme).

De todas maneras parece lógico pensar que un colchón que se halla estudiado para que se adapte mejor a la espalda debe ser mejor que uno excesivamente firme que empujaría a la parte superior de la espalda y a la zona del sacro dejando en el aire la zona lumbar.
Analicemos alguno de los colchones que existen en el mercado y que dicen reducir el dolor de espalda. Comenzaremos con el colchón Tempur el cual se compone de una capa de material viscoelástico de unos 10cm. De grosor colocada encima de una capa de material espumado normalmente mas firme que el material viscoelástico, el problema principal de este colchón es que la excesiva cantidad de material viscoelástico en la zona lumbar produce el efecto contrario al que se desea dejando dicha zona sin apoyo, además de la dificultad para moverse en la cama ya que produce un efecto molde.
Otros colchones que se venden como supuestamente ortopédicos (tipo eliocel) son simples colchones de espumación cuya única virtud es no ser excesivamente duros aunque la durabilidad de los mismos puede excesivamente baja al ser colchones fabricados frecuentemente con espumaciones de baja densidad, con lo cual en breve plazo estas durmiendo en un colchón excesivamente blando y que no recupera la forma. En caso de decantarse por un colchón de este tipo tener cuidado de conocer perfectamente la procedencia del mismo ya que al ir enrollados muchos provienen de países con bajos controles de calidad y que usan productos químicos que no deben ser aconsejables para pasar entre siete y ocho horas al día que pasamos en la cama.
En conclusión, es cierto que es muy importante elegir un buen sistema de descanso para reducir la incidencia de los dolores de espalda, aunque como hemos visto el factor principal es que el colchón sea nuevo, lo cual nos lleva a la conclusión de que es muy importante la durabilidad del colchón y que este específicamente estudiado para el cuidado de la espalda con algún tipo de apoyo lumbar.

La Espalda

Básicamente, la espalda cumple tres funciones;

· Sostener el cuerpo y permitir su movimiento.

· Contribuir a mantener estable el centro de gravedad, tanto en reposo como en movimiento.

· Proteger la médula espinal envuelta en hueso.

Para poder sostener el peso del cuerpo, la espalda debe estar compuesta por huesos muy resistentes y músculos potentes; sin embargo, también tiene que ser flexible, con el objetivo de permitir un gran número de movimientos. Por eso no está compuesta por un gran hueso sino por 33 vértebras separadas, dispuestas una encima de otra y sostenidas por un sistema de músculos (los cuales actúan como contrapeso que compensa el resto de movimientos del cuerpo) y ligamentos (que ofrecen estabilidad a todo el conjunto de esta estructura).

Para proteger la médula espinal, las vértebras tienen una forma especial; un agujero en su centro por el que discurre la médula.